Cuando la cultura del trabajo exige una disponibilidad 24/7





Cuando la cultura del trabajo exige una disponibilidad 24/7, no es de extrañar que más de un empleado se sienta “quemado”. De hecho, el denominado síndrome “Burnout” es una de las principales causas de improductividad en las empresas ya que implica factores como la desmotivación, desánimo, cansancio físico y mental etc. Saber las causas que generan este tipo de sentimientos será clave para prevenir estos estadios bajos de ánimo.
Una encuesta llevada a cabo este mismo mes por Harris Poll y Kronos reveló que casi la mitad de los líderes de Recursos Humano reconocen que el agotamiento laboral es una de las principales causas de improductividad de las empresas, unos niveles que pueden descender hasta la mitad de no tratarse a tiempo.
Dado el aumento de la competencia en la adquisición de talento y el encarecimiento de la nueva contratación, el problema necesita un enfoque nuevo que permita mejorar las cargas laborales que asumen los empleados.
Pero antes de poner remedio al problema, hay que entender sus causas. En este sentido, un artículo publicado en Fast Company recoge los resultados del estudio de Harris Poll y Kronos, que señalan a las compensaciones injustas (41%), las elevadas cargas de trabajo (32%) y al exceso de horas extras (32%) como las tres principales fuentes de agotamiento laboral.
Los datos también reflejan problemas derivados de una mala gestión (30%), una desconexión con la estrategia de la empresa (29%) y de una cultura de trabajo negativa. Pero ¿cuáles son las soluciones?
  • Por un lado, hay que recompensar el trabajo bien hecho, pero también los esfuerzos realizados, aún si no se han alcanzado los objetivos. La compensación siempre es una buena forma de hacer sentir a los empleados que son valorados en la empresa. Por otro, hay que dejar que los trabajadores adquieran cierta autonomía en la gestión de su tiempo laboral.
  • Estudios recientes han demostrado que cada vez trabajadores y aspirantes a un puesto valoran más la posibilidad de acceder a un horario flexible que a un mejor puesto o salario. En este sentido, dotar de autonomía a los empleados genera, según Joyce Maroney, director del Instituto de Kronos, un mayor “compromiso, lealtad y permanencia en la empresa”.
  • En tercer lugar, es importante entender cuáles son las fortalezas y debilidades de un empleado. Destinar una tarea a un trabajador que no tiene experiencia suficiente en el campo puede elevar su nivel de estrés. Por ello, la CEO DE Halton Pardee + Partners, Tami Halton Pardee, recomienda formar a los empleados en mejorar sus capacidades, pero no volcar un proyecto para el que aún no están cualificados.
Por último, dos cuestiones más se suman a la hora de evitar el síndrome del ‘burnout’ en la oficina: el liderazgo administrativo y la racionalización de los horarios

Mejores entradas

Plan estratégico de seguridad vial